7 mayo, 2021

Enrique Burgos/Marca Registrada

Tras el asesinato del líder de la Alianza de Organizaciones Taxistas de Coatzacoalcos, Moisés Carrillo de la Cruz, el resto de los representantes de agrupaciones no emitieron ninguna declaración sobre el crimen de uno de sus compañeros.

Incluso este miércoles se canceló la reunión de seguridad prevista entre organizaciones de taxi y autoridades municipales, transporte público, tránsito del estado, Guardia Nacional, policía municipal, estatal y otras corporaciones.

Dichos encuentros fueron demandados por el mismo Moisés Carrillo de la Cruz, Luis Enrique Cano representante de los Auténticos Taxistas de Coatzacoalcos, así como José Lindel Zapata Jiménez, líder de Coalición de Organizaciones Taxistas.

A pesar de esta exigencia que hicieron hace unas semanas, los taxistas agremiados recibieron un duro golpe, uno de sus presidentes de organización fue asesinado cuando llegaba a su oficina en la colonia Playa Sol.

TAXISTAS LIBRES LAMENTAN ASESINATO

Mientras los líderes no dan declaraciones, los taxistas que no están organizados, los libres, lamentaron el asesinato y pidieron más seguridad para todos los trabajadores del volante.

“Es lamentable, es cuestión de que las autoridades pongan más de su parte, porque nosotros no tenemos nada, no tenemos seguro, nada, solo lo poquito que sacamos para la comida”, dijo el señor Artemio conductor desde hace más de una década en Coatzacoalcos.

Consideraron que se necesita mayor coordinación entre las corporaciones policiacas.

“Les pagan por andarse paseando en las camionetas y platicando con el celular en las esquinas a esos no los ponen a trabajar”, dijo otro conductor de taxi que hacen sitio en el centro de la ciudad.

Algunos señalaron que el crimen organizado ha envuelto a taxistas para que participen en sus actividades.

“El crimen organizado invade a los taxistas, muchos ocupan el carro para cometer ilícitos y pues desgraciadamente los que trabajamos bien, venimos a pagar esto”, manifestó otro taxista.

MOISÉS CARRILLO DENUNCIÓ ROBOS

En las últimas declaraciones que hizo a medios de comunicación, Moisés Carrillo de la Cruz, denunció junto con sus compañeros, que en promedio se robaban de 4 a 5 unidades del servicio.

Fue entonces cuando pidieron ser incluidos en las reuniones de seguridad.

“Teníamos dos años consecutivos participando en estas reuniones que no teníamos asaltos y robos, nosotros nos encontramos en la indefensión”, expresó el 15 de enero de este año Moisés Carrillo de la Cruz, casi dos meses después lo asesinaron.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: