28 noviembre, 2020

Tonantzin Zapata/Marca Registrada Noticias

“Hola mis amores, hola. Vamos a esperar un momentito porque estamos iniciando, ¿Cuál es tu nombre? guapo”, con esta agradable bienvenida la maestra Natalia Alonso Ramón, inició el primer día de clases, en un ciclo escolar diferente, el cual a sus 28 años de trayectoria docente significa todo un reto por el uso de la tecnología.

La maestra Nati, como es conocida en la escuela primara John J. Spark de Coatzacoalcos, adaptó un espacio de su casa para impartir clases a los alumnos del cuarto grado.

Con muchos nervios comenzó a desarrollar  su enseñanza a distancia, pero para llegar a ello fue todo un proceso complicado debido a que ha tenido dificultades con el uso de las herramientas tecnológicas, incluso tuvo que cambiar de computadora porque la que ella tenía no le permitía realizar las vídeo conferencias.

“Radical extremadamente, en donde la adrenalina no tan solo está al cien esta al mil porque motivo, porque estaba acostumbrada a trabajar con mi pintarrón, con mi pizarrón, con mis niños presentes y ahorita tengo que acondicionar parte de mi humilde casita en un aula virtual, donde tengo que preparar mis clases, donde tengo que ocupar herramienta a la cual yo no estaba acostumbrada y pues que ahorita me está siendo muy difícil”, expresó.

El apoyo de sus hijas y otros compañeros docentes ha sido fundamental para la profesora que a pesar del estrés por iniciar algo nuevo demuestra el amor a su vocación docente.

Además, entiende que no solo para ella ha sido una transición complicada sino también para los padres y alumnos.

“Esperemos eso en Dios que los papás, los niños, nos entiendan porque también nosotros, es reciproco aquí tanto los papás, los niños, nosotros como docentes es reciproco aquí el trabajo en equipo, en que no entendemos pues ni modo, yo creo que vamos a llevar un lapso de tiempo para que todos nos integremos en este trabajo de la nueva tecnología porque hay papitos que no tienen descargado el programa como le voy a hacer y la clase”, dijo.

La maestra Nati, es el claro ejemplo de que la edad no es impedimento para aprender algo nuevo, un reconocimiento para ella y todos los profesores que han tenido que adaptarse a la era tecnológica y a la nueva modalidad escolar dada la pandemia de covid-19.

error: Marca Registrada Noticias-marcaregistradanoticias@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: