César Gómez/Marca Registrada Noticias

Debido a que las bombas de achique no se dieron abasto, el casco del buque “Quetzalcóatl”, se hundió en la Laguna de Pajaritos entre los muelles 7 y 9 de la terminal marítima, el pasado fin de semana y hasta este miércoles la estructura casi 4 mil toneladas de peso, continuaba dentro del agua.

El buque fue construido en 1967 para integrarse a la flotilla de Petróleos Mexicanos (PEMEX) para el traslado de combustibles entre puertos nacionales; siendo su último viaje a Tuxpan, Veracruz, antes del mortal accidente del martes 17 de octubre del 2006 donde fallecieron ocho personas y 13 más resultaron heridas, por una explosión dentro del tanque durante labores de mantenimiento.

En 2018 pasado, PEMEX decidió vender los restos de la embarcación a través de una licitación que fue ganada por “Ferrociclables S.A. de C.V.” quien decidió desarmarlo, aunque para ello se requería moverla a un terreno seco.

“La Marina Mercante nos dio un permiso para que se pudiera mover, pero la Capitanía de Puerto que esta a cargo de la piloto naval Osiris Reyes nos dijeron que no; hicimos todos lo tramites en la Ciudad de México pero aquí nos dijeron que no, nosotros incluso les advertimos que esa embarcación se iba a hundir desde noviembre porque el agua ya se comenzaba a filtrar y se hundió”, manifestó, Adolfo Aguilera, representante de la división marina de la empresa.

El casco de 139 metros de eslora y 30 de manga, ya contaba con un terreno que fue prestado por la empresa productiva, sin embargo, ante la falta de autorización de la capitanía no fue movida a tiempo y terminó hundida a más de 50 metros del canal de navegación.

Por marcaregistradanoticias

Somos un medio informativo desde Coatzacoalcos, Veracruz, México

Deja un comentario

error: Marca Registrada Noticias-marcaregistradanoticias@gmail.com