El Economista/Marca Registrada Noticias

Diez años después los Lakers volvieron a conseguir el trofeo Larry O’Brien, esta vez liderados por LeBron James. Con este resultado Anthony Davis consiguió su primer anillo en ocho años de trayectoria en la NBA y James y Green se convirtieron en los únicos jugadores en ganar títulos con tres franquicias diferentes. Para James es su cuarto anillo.

Previo al partido, Danny Green, quien falló el último tiro en el juego cinco cuando su equipo perdía por un punto, declaró en conferencia de prensa haber recibido amenazas a través de las redes sociales.

“Es un partido de básquetbol. La gente, los aficionados, son emocionales. Espero que no se lo tomen tan en serio. Ojalá fueran tan apasionados sobre votar, o sobre las injusticias, así tendríamos un cambio a mejor en el país”, expresó.

La tarea para el Heat de Miami no era fácil. Sólo los Cleveland Cavaliers han sido capaces de remontar una desventaja de tres juegos a uno en finales, precisamente de la mano de LeBron James en 2016.

Jimmy Butler no pudo repetir el desempeño logrado los partidos anteriores pues marcó 12 puntos. Requirió la ayuda de los demás integrantes del equipo, Bam Adebayo anotó 25 puntos y se incorporó Goran Dragic cinco partidos después de su lesión plantar, entró de cambio faltando un minuto para finalizar el primer cuarto. Sin embargo, la falta de actividad le cobró factura, produjo 5 puntos. Otro punto débil para el Heat  fueron los tiros libres encestaron 13 de 22.

Los Lakers se impusieron al Heat 106 a 93 y cerraron las Finales por marcador global de 4-2 . El premio al Jugador Más Valioso de las finales fue para LeBron James, lo cual lo posiciona como el primer jugador en conseguir el trofeo al MVP de las finales con tres equipos diferentes. En el juego definitorio logró un triple doble con 28 puntos.

Por marcaregistradanoticias

Somos un medio informativo desde Coatzacoalcos, Veracruz, México

Deja un comentario

error: Marca Registrada Noticias-marcaregistradanoticias@gmail.com