6 mayo, 2021

Yonatán Márquez/Marca Registrada Noticias

Este 1 y 2 de noviembre, el panorama en los panteones de Coatzacoalcos fue completamente diferente a lo que se ve en un año ordinario.

Los accesos vacios, con lonas restringiendo la entrada fue lo que se pudo obsevar en este día de muertos que pasa en el marco de la contingencia sanitaria por la pandemia del Covid-19.

En los 3 panteones que se ubican dentro de la ciudad, tuvieron el mismo escenario, sin las aglomeraciones que anualmente se observan, ni los voluntarios que se ofrecen a limpiar las lápidas, mucho menos se escuchaban los sonidos de los conjuntos musicales que siempre amenizan y dan un toque nostálgico a la fecha.

Los vendedores de flores que se encuentran al exterior de los camposantos, esperaban vender los últimos ramos de Cempasúchil y así recuperar algo de dinero ante la crisis que ha provocado esta emergencia.

Así fue como se vivió este día de los fieles difuntos, en donde la soledad y tristeza que enmarcaron los panteones, se combinaron con la nostalgia de no poderlos visitar este año, esperando que, si todo mejora, de nueva cuenta los lugares para el eterno descanso vuelva a vestirse con los colores naranja de la flor que los conduce a este mundo terrenal.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: