28 febrero, 2021

Yonatán Márquez/Marca Registrada Noticias

“Ocotillo”, “Quimbaya”, “Cabo”, “Quizás”, “Orenae” «Koala» y “Olímpico”, son 7 elementos muy especiales dentro del Tercer Batallón de Infantería de la Vigesimonovena Zona Militar ubicado en Minatitlán, pues caminan en cuatro patas, llevan un entrenamiento especial y usan su olfato como su principal herramienta de trabajo.

Y es que son integrantes de los binomios caninos del Ejército Mexicano, quienes junto con sus entrenadores realizan acciones de seguridad en retenes y puntos estratégicos además de labores de protección civil en desastres naturales para garantizar la seguridad en la población.

MARCA REGISTRADA NOTICIAS, tuvo la oportunidad de presenciar una demostración de lo que hacen estos ejemplares de la raza Pastor Alemán y Pastor Belga Malinois, donde emularon la detección de drogas en cajas, en los bolsillos de personas y en automóviles.

Además de observar su adiestramiento al superar diferentes obstáculos con lo cual se mantienen activos y en buena forma física para realizar sus acciones.

Al respecto, el capital primero de infantería Agustín Antonio Ortiz Campos, informó

“Desde hace décadas el binomio canófilo ha sido parte del Ejército Mexicano, como bien sabemos han tenido diferentes actividades e incluso internacionalmente, hemos asistido en aplicación del plan DN-III-E en otros países en donde han sido afectados por desastres naturales y ahora últimamente con el sismo de 2017 que tuvimos en los estados de Oaxaca, Morelos, la Ciudad de México y Puebla”, expuso.

Es en San Miguel de los Jagueyes en el Estado de México en donde se ubica el Centro de Producción Canina, donde cada año se tienen 300 pies de cría los cuales sirven para abastecer a las diferentes unidades de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), su proceso inicia desde los 2 meses de haber sido destetados con la fase de socialización, posteriormente pasan al adiestramiento básico ya con su manejador.

Los canes prestan su servicio a la milicia por un tiempo de 7 a 10 años, después de ello, tienen una vida normal dentro de las instalaciones militares si contraen una enfermedad propia de su edad, es tratado con el médico veterinario pero si empeora su estado físico se opta por “dormirlo”.

PARA SER BINOMIO CANINO SE DEBE TENER AMOR POR LOS PERROS

Para el sargento Eleuterio Gómez Soler, el tener a “Cabo”, como su compañero de trabajo es una gran satisfacción pues ambos tienen la responsabilidad de cuidar a la sociedad, haciendo un trabajo coordinador para detectar explosivos o drogas.

Señaló que se deben de tener 3 cualidades para poder tener a un can a su lado haciendo las labores de vigilancia, “para empezar nos debe gustar convivir con los perros, de ahí tener paciencia, estar equilibrados mentalmente, son las tres cosas que se necesitan para ser binomio canófilo”, expuso

Es así, como un dúo que por siglos ha estado unido como lo es el humano con el perro, trabajan de manera coordinada para proteger a los demás y así brindar un servicio a la patria.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: