12 abril, 2021

El Economista/Marca Registrada Noticias

En un avión del gobierno de Estados Unidos arribó este miércoles a México el general de División en retiro y ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

A las 6:40 de la tarde arribó al hangar de la Fiscalía General de la República (FGR), ubicado en el Aeropuerto de Toluca, Estado de México, la aeronave Gulfstream 4, matrícula N40VC, del gobierno de los Estados Unidos, misma que procedía del Aeropuerto de Nueva Jersey.

A las 18:48 horas, el general Cienfuegos descendió del avión vestido de ropa formal y corbata.

“A su descenso, se le acompañó hacia una sala privada en las oficinas del citado hangar de la FGR, donde se le practicó, con su anuencia, un dictamen pericial médico, para la constancia de su estado de salud al arribo a este país, el cual resultó favorable”, indicó la FGR.

Enseguida, un agente del Ministerio Público de la Federación le notificó formalmente al general Cienfuegos de una carpeta de investigación en la que se encuentra involucrado con base en información que recibió del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Se le informó que en lo sucesivo la investigación estará a cargo de las autoridades mexicanas, a través de la FGR. 

“El General Cienfuegos se dio por notificado y proporcionó toda su información personal y de contacto, incluyendo domicilio y teléfono celular, donde puede ser localizado y citado para las diligencias a que haya lugar y ordene el Ministerio Público de la Federación, manifestando su total disposición de atender los requerimientos propios de la investigación.

“A las 19:12 horas, el general Cienfuegos Zepeda se retiró de las oficinas de la FGR en el hangar de Toluca, Estado de México, terminándose así las diligencias ministeriales correspondientes”, indicó la Fiscalía.

Esta noche, el general Cienfuegos ya se encuentra en su domicilio particular donde esperará el curso de las investigaciones que realiza la FGR.

Cabe destacar que la Administración de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos argumentó que interceptó entre 2012 y 2018 decenas de mensajes telefónicos al entonces Secretario de Defensa Nacional en conversaciones con Juan Francisco Patrón Sánchez, extinto líder del Cártel H-2, en los que supuestamente trataron el tráfico de droga y sobornos.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: