22 junio, 2021

Fluvio César Martínez/Marca Registrada Noticias

A sus casi 60 años, Pedro no tuvo de otra más que abandonar su natal Guatemala para intentar llegar a los Estados Unidos en busca del sueño americano tras perder sus cultivos; este jueves fue rescatado junto a más de 100 migrantes cuando cruzaban el sur de Veracruz hacinados en la caja de un tráiler.

El hombre más grande del grupo de migrantes que salió hace más de una semana de Guatemala, Honduras y El Salvador, narró que debido al confinamiento generado por la pandemia del covid-19, perdió sus siembras de aguacate, al no poder si quiera salir a trabajar sus tierras.

“Por pandemia además nos encerró el presidente y se supone que entregó dinero para las familias y no llegaron, nosotros por tres meses no pudimos trabajar nuestras tierras y se nos hecho a perder todo porque no nos dejaron salir, ahora que íbamos a comer”, reclamó el indocumentado.

Insistió en que aun cuando anunciaron programas de apoyo a este sector de parte del gobierno federal que encabeza Alejandro Gianmmattei, nunca llegaron “y menos para los más necesitados”.

Y es que en el país de sudamericano, el gobierno federal aplicó medidas drásticas desde abril hasta diciembre del 2020 que incluían la suspensión de la mayoría de actividades al aire libre, incluyendo algunos empleos como el Pedro.

Por ello Pedro tuvo que dejar a su esposa y sus cuatro hijos quienes aún dependen de él, para tratar de cruzar la frontera con Estados Unidos y pagó una cantidad a “pollero” para cruzar el sureste mexicano a bordo de la unidad que fue resguardada por la Guardia Nacional.

“En la casa ya no había para comer porque yo soy puro campesino y jornalero y Gianmmattei fue el que nos chingo y ahí se quedó mi familia por culpa del presidente sin comer”, reiteró.

Dijo que antes de salir tuvo que trabajar temporalmente para pagar su viaje, el cual emprendió con unos vecinos de su ciudad, aunque es el único en su familia que se arriesgó a cruzar el país.

VIAJABAN HACINADOS Y FUERON RESCATADOS EN LA CARRETERA NUEVO TEAPA-COSOLEACAQUE

Minutos antes de las 10:00 horas de este jueves 21 de enero, elementos de la Guardia Nacional le hicieron la parada a la unidad de carga con razón social de la empresa de paquetería “Paquete Express”, para realizar una inspección de rutina.

El chofer de la unidad mostró una actitud sospechosa y se negó a abrir la caja, sin embargo, no tuvo de otra más que acceder. Fue ahí donde se percataron de la presencia de los indocumentados.

Hombres, mujeres y por lo menos diez niños se encontraban amontonados, solo cuatro ventiladores improvisados les brindaban un poco de aire.

Los uniformados procedieron a detener al chofer y asegurar a los migrantes y la unidad que fueron trasladados al retén migratorio ubicado sobre la carretera Coatzacoalcos-Villahermosa cerca de la zona industrial de Coatzacoalcos.

Al llegar recibieron alimentación y bebidas, pues de acuerdo con Cely Herrera coordinadora de socorros de la Cruz Roja en Agua Dulce, todos presentaban cuadros de deshidratación.

“Todos están bien de salud ya los revisamos, pero si tienen deshidratación y no es para menos porque, así como viajaban y después de dos días es lógico, pero ya los atendimos y están estables”, indicó la paramédico.

Uno a uno fue revisado y se levantó una lista de nombres, así como su nacionalidad, para iniciar los trámites de deportación.

“No hay trabajo en Guatemala por eso salimos del país, yo salí con mi esposa y mis dos hijos porque no quise dejarlos solos, aquí andamos por suerte estamos bien”, expresó Juan Cristóbal otro de los rescatados y que viajaba en compañía de su familia”.

PEDRO SE SIENTE TRISTE POR NO LOGRAR CRUZAR LA FRONTERA

La zona donde se encontraban los migrantes se encontraba asegurada por más de 30 elementos de la Guardia Nacional, Ejército mexicano y Policía Federal, quienes auxiliaban a las personas para realizar sus necesidades fisiológicas.

Más tarde arribó personal del Instituto Nacional de Migración (INM), con dos autobuses que trasladarían a los indocumentados a la Estación Migratoria de Acayucan, donde se iniciaría el proceso de deportación.

“Pues ya que podemos hacer, nos tenemos que regresar y era la primera vez que intentaba cruzar la frontera y pues ni modo de vuelta a Guatemala a sufrir”, lamentó con tristeza Pedro.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: