7 marzo, 2021

Infobae/Marca Registrada Noticias

Larry King, legendario presentador de radio y televisión de EEUU, murió por coronavirus a los 87 años. El célebre periodista estaba internado por COVID-19 desde principios de diciembre en Los Ángeles.

Padecía de diabetes de tipo 2 y había tenido numerosos problemas médicos, entre ellos varios ataques cardíacos, un cáncer de pulmón y una angina de pecho, una enfermedad causada por una disminución del flujo sanguíneo hacia el corazón.

King fue una de las figuras más importantes de la historia de la televisión estadounidense, famoso por sus camisas, sus corbatas multicolores, sus tirantes y sus grandes gafas. Presentó durante 25 años el programa “Larry King Live”, en el que entrevistó a todos los presidentes estadounidenses desde 1974 y a dirigentes mundiales como el palestino Yasir Arafat o el ruso Vladimir Putin.

Abandonó CNN en 2010 y siguió haciendo entrevistas difundidas en su web. En 2012 lanzó el programa “Larry King Now” en Ora TV, un canal de videos a demanda que cofundó.

A lo largo de su vida, King recibió más de una docena de premios de los medios de comunicación, incluidos dos premios Peabody a la excelencia en la radiodifusión en 1982 y 1992, así como un premio Emmy y 10 premios CableACE al mejor entrevistador, así como a la mejor serie de programas de entrevistas.

La triste noticia fue confirmada a través de la cuenta de Twitter del comunicador. “Con profunda tristeza, Ora Media anuncia la muerte de nuestro cofundador, anfitrión y amigo Larry King, quien falleció esta mañana a los 87 años en el Cedars-Sinai Medical Center en Los Ángeles”, comienza el comunicado.

Y sigue: “Durante 63 años y, a través de las plataformas de radio, televisión y medios digitales, Larry hizo miles de entrevistas, recibió premios y aclamaciones globales, que son un testimonio de su talento único y duradero como locutor. Además, aunque era su nombre el que aparecía en los títulos de los shows, Larry siempre vio a sus entrevistados como las verdaderas estrellas de sus programas y a él mismo como un simple interlocutor imparcial entre el invitado y la audiencia”.

“Ya sea que estuviera entrevistando a un presidente de Estados Unidos, un líder extranjero, una celebridad, un personaje plagado de escándalos o un hombre común, a Larry le gustaba hacer preguntas breves, directas y sencillas. Creía que las preguntas concisas generalmente proporcionaban las mejores respuestas y no se equivocaba en esa creencia”, agrega el comunicado.

“Las entrevistas de Larry en sus 25 años de carrera en CNN en ‘Larry King Live’ y sus programas de Ora Media ‘Larry King Now’ y ‘Politicking with Larru King’ son constantemente referenciadas por medios de comunicación de todo el mundo y siguen siendo parte del registro histórico de finales del siglo XX y principios del XXI”, destacó el texto.

Para finalizar, Ora Media le envió las condolencias a los seres queridos del presentador e informó que el funeral será coordinado con la familia, que pidió privacidad en este delicado momento.

SU VIDA PRIVADA

King se casó ocho veces a lo largo de su vida, solicitando el divorcio de su última esposa, Shawn Southwick, en 2019. Fue padre de cinco hijos y tuvo nueve nietos y cuatro bisnietos.

Dos de los propios hijos de King, Andy King y Chaia King, murieron con pocas semanas de diferencia en julio y agosto de 2020, uno por un ataque al corazón y otro tras una batalla contra el cáncer de pulmón.

Después de sufrir un ataque al corazón y someterse a un quíntuple bypass en 1987, fundó la Fundación Cardíaca Larry King, que ha pagado procedimientos cardíacos para salvar la vida de personas que no podían pagarlos, y promueve hábitos de vida saludables.

El pasado 23 de agosto, King informó que dos de sus hijos murieron en el arco de poco más de tres semanas. “Con gran tristeza y el corazón destrozado de un padre, confirmo la reciente pérdida de dos de mis hijos, Andy y Chaia King”, escribió el periodista en su cuenta de Facebook. “Eran almas buenas y gentiles y nos harán mucha falta. Andy falleció repentinamente, de un ataque cardíaco el 28 de julio y Chaia se fue el 20 de agosto, después de que se le había diagnosticado un tumor de pulmón. Haberlos perdido está mal. Ningún padre debería sepultar a sus hijos”, agregó.

Hijo de inmigrantes europeos, creció en Brooklyn, nunca fue a la universidad y comenzó como entrevistador de radio local y presentador de deportes en Florida en los años ’50.

La fama llegó con un programa de llamadas de radio de costa a costa de toda la noche a partir de 1978, y de 1985 a 2010 presentó el programa de mayor audiencia y duración de la CNN, llegando a millones de personas en Estados Unidos y en todo el mundo.

“Larry King fue un gigante de la radiodifusión y un maestro de la entrevista entre celebridades y hombres de Estado. Su nombre es sinónimo de CNN y fue vital para el ascenso de la cadena. Todo el mundo quería salir en ‘Larry King Live’. Que descanse en paz”, escribió su colega, la periodista de CNN Christiane Amanpour.

Se calcula que King realizó miles de entrevistas. En 1995 presidió una cumbre de paz en Oriente Medio con el presidente de la OLP, Yasser Arafat, el rey Hussein de Jordania y el primer ministro israelí Yitzhak Rabin.

Recibió a todo el mundo en su estudio, desde el Dalai Lama hasta Elizabeth Taylor, desde Mijail Gorbachov hasta Barack Obama, desde Bill Gates hasta Lady Gaga.

King presumía de no prepararse nunca en exceso para una entrevista. Su estilo no conflictivo relajaba a sus invitados y lo hacía fácilmente comprensible para su público. “No pretendo saberlo todo”, dijo en una entrevista con Associated Press en 1995. “No pregunto: ‘¿Qué pasa con Ginebra o Cuba?’ Pregunto: ‘Señor Presidente, ¿qué es lo que no le gusta de este trabajo?’ o ‘¿Cuál es el mayor error que ha cometido?’ Eso es fascinante”.

En una época en la que la CNN, como única empresa de noticias por cable, se consideraba políticamente neutral, y King era la esencia de su postura intermedia, figuras políticas y personas en el centro de las controversias buscaban su programa.

Y era conocido por conseguir invitados que eran notoriamente esquivos. Frank Sinatra, que rara vez concedía entrevistas y a menudo arremetía contra los periodistas, habló con King en 1988 en la que sería la última aparición importante del cantante en televisión. Sinatra era un viejo amigo de King y actuó en consecuencia.

“¿Por qué estás aquí?”, preguntó entonces King. Y Sinatra respondió: “Porque me pediste que viniera y, para empezar, hacía mucho tiempo que no te veía, pensé que debíamos reunirnos y charlar, hablar de muchas cosas”.

King nunca había conocido a Marlon Brando, que era aún más difícil de conseguir y de entrevistar, cuando el gigante de la interpretación pidió aparecer en su programa en 1994. Los dos congeniaron tan bien que terminaron su charla de 90 minutos con una canción y un beso en la boca, una imagen que estuvo en todos los medios de comunicación en las semanas siguientes.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: