13 junio, 2021

La Jornada/Marca Registrada Noticias

La policía israelí de fronteras detuvo con violencia a una veterana corresponsal del canal de satélite Al Jazeera cuando trabajaba en un disputado barrio de Jerusalén donde docenas de familias palestinas se exponen a ser desahuciadas a instancias de colonos judíos.

Givara Budeiri fue liberada el sábado por la noche, horas después de que la policía de fronteras la detuviera en el vecindario de Sheikh Jarrah cuando llevaba un chaleco que la identificaba como miembro de la prensa. La policía también destruyó equipo de un cámara del canal, según Al Jazeera.

Budeiri sufrió una fractura en el brazo y el domingo seguía bajo observación en el Hospital Hadassah de Jerusalén, dijo Walid Omary, jefe de la oficina de Jerusalén de Al Jazeera.

Budeiri ha informado de forma habitual desde Sheikh Jarrah, dijo Omary.

La reportera cubría una sentada palestina en el lugar. Omary dijo que la policía israelí de fronteras le pidió su identificación, y ella se ofreció a llamar a su conductor para que la trajera desde su auto. Los agentes se negaron a que fuera a por ella y en su lugar empezaron a gritar y empujarla, añadió Omary. En un momento dado, los agentes la esposaron y la empujaron contra un vehículo de la policía de fronteras.

Un video del incidente compartido en internet muestra a Budeiri, esposada y rodeada por policías de fronteras. Ella aferra su libreta y se la oye gritar “No toquen, basta, basta”.

Budeiri está acreditada por la Oficina de Prensa del gobierno israelí, indicó Omary.

La policía israelí no respondió a una petición de comentarios.

La policía israelí dijo que Budeiri fue detenida después de que le pidiera que se identificara, se negó y empujó a un policía.

Oren Ziv, una cámara que estaba en el lugar, dijo que el incidente, que tomó apenas unos segundos, ocurrió sobre las 19:00, cuando la protesta ya había terminado. Los agentes no esperaron a que Budeiri recuperase su identificación. La llevaron a un vehículo de la policía de fronteras con cristales oscuros que estaba esperando, donde la colocaron en el asiento trasero con varias agentes de policía.

El director general en funciones de Al Jazeera, Mostefa Souag, condenó la intervención policial. “El señalamiento sistemático a nuestros periodistas es una total violación de todas las convenciones internacionales”, afirmó.

“Atacan a los periodistas en Jerusalén Oriental porque no quieren que sigan cubriendo lo que ocurre dentro de Sheikh Jarrah”, dijo Omary.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: