20 septiembre, 2021

Fluvio César Martínez/Marca Registrada Noticias

Cuando tenía 26 años, Juan Jesús Montejo trabajaba como instalador de antenas en una empresa de televisión de paga; sin embargo, en febrero de 2017 sufrió una descarga eléctrica y cayó de una altura de seis metros que lo dejó parapléjico.

El joven de treinta años es originario de Cosamaloapan, al sur de Veracruz, desde donde decidió buscar trabajo a través de redes sociales, ya que es difícil acudir a las empresa y negocios en silla de ruedas.

“Tuve una lesión en la médula que me impide usar mis piernas, no las siento ni puedo caminar desde hace cuatro años”, cuenta Juan Jesús.

Padre de tres hijos, dos varones y una niña, comparte que no podía quedarse sin trabajar, por lo que después de recuperarse la empresa le dio la oportunidad de seguir colaborando, aunque como jefe de una cuadrilla, pues ya no podía subir a los techos de las viviendas.

Durante varios meses logró trabajar de esta forma, sin embargo, después de dos años tuvo complicaciones al no poder acceder a varios lugares, por lo que decidió renunciar.

“De ahí, encontré trabajo en una veterinaria como auxiliar administrativo, subiendo publicaciones y agendando citas para las mascotas, fue ahí donde encontré mi pasión por el márquetin” detalló.

Cuando ya había encontrado un trabajo que se ajustaba a sus necesidades y cercanía, de nueva cuenta la vida le jugo en contra.

“Yo no sabía que a causa de estar sentado por mucho tiempo me saldría una úlcera y fue incomodo, por lo que de nueva cuenta tuve que dejar mi trabajo en la veterinaria”, manifestó.

Aunque estar en la veterinaria le dio oportunidad de tomar cursos de márquetin y publicidad digital de forma virtual, lo que aumentó sus habilidades en esta materia.

Sin contar con una carrera profesional, aprovechó el confinamiento por la pandemia del covid-19 y comenzó a ofrecer sus servicios a los comercios y empresas de la región.

Juan Jesús puso a prueba sus conocimientos y durante varios meses llevó la campaña publicitaria de comercios de este municipio que le permitieron mantener a sus hijos de once, ocho y cuatro años.

Su vida es difícil pero más para su familia

Reconoce que el no poder caminar le ha cambiado la vida y aunque en ocasiones está a punto de tirar la toalla, piensa en su familia que nunca lo ha dejado solo.

“Para mí ha sido difícil, pero creo que más difícil ha sido para mi familia porque de un momento a otro comencé a depender de ellos, cuando yo era el proveedor de este hogar y quien cuidaba que siempre estuvieran bien”, admitió.

Agradece a su esposa, quien trabaja como animadora de eventos infantiles con lo que ayuda al sostén de su hogar, mientras el busca empleo.

Juan Jesús lamenta no poder caminar, pero asegura que no piensa darse por vencido.

“Mi temor era dar lastima y no quería que nadie me ayudará, pero en los últimos meses decidí cambiar mi forma de pensar y me levante y me puse a trabajar, mi familia nunca me ha dejado”, expresó.

Con la nueva normalidad se quedó sin trabajo y decidió pedir empleo en facebook

Conforme fueron reaperturando las empresa y negocios, el trabajo comenzó a disminuir para el publicista quine ya contaba con varios cursos y diplomados.

De tener hasta veinte clientes, solo se quedó con dos y en las últimas semanas sin ninguno, lo que represento no tener ingresos.

“Se fueron alejando los clientes y me quede con dos, pero ahora ya no tengo como mantener a mi familia”, lamentó.

Aunque ello no lo detuvo, pues asegura -ya había vencido otras batallas-, por lo que decidió pedir empleo en redes sociales donde publicó desde su perfil personal el siguiente mensa…

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: