23 octubre, 2021

E-Consulta/Marca Registrada Noticias

Una larga fila de automóviles estacionados sobre el bulevar Instituto Tecnológico se observan en el municipio de Minatitlán, a un lado o dentro de los vehículos están sus conductores que en más de una ocasión les ha tocado ver el amanecer en este lugar.

Son las personas que madrugan para comprar oxígeno que sus familiares requieren para no perder la batalla contra el covid-19. Todos tratan de ser los primeros en estacionarse frente al negocio “Linde Gases y Más” que vende este producto.

Vienen de municipios de la región sur del estado de Veracruz como Acayucan, Jáltipan, Cosoleacaque y San Juan Evángelista.  Para muchos el recorrido fue de varios kilómetros, con la esperanza de llevar el tanque de oxígeno que requieren sus esposas, padres, y hasta sus hijos postrados en cama.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Salud en el estado, los municipios sureños han sido los menos afectados en cuanto a  mortandad por covid-19. La lista con más casos de muerte la encabezan Veracruz, Xalapa, Córdoba, Coatzacoalcos, Poza Rica, Orizaba, Tuxpan, Minatitlán, Boca del río y Cosamaloapan.

Aquí cada uno tiene una historia diferente, pero a todos los une la desesperación de llenar los tanques lo antes posible..

El costo de los cilindros varía dependiendo la medida, desde 500 hasta mil 50 pesos por recarga, aparte el precio del tanque.

Desde Villa Juanita, Nicolas busca recargar dos tanques para su suegra

Nicolas Limón, un hombre mayor de 50 años que tuvo que viajar más de dos horas desde Villa Juanita para llegar a la ciudad petrolera, cuenta que en el traslado gastó mil 500 pesos, más el dinero que tendrá que pagar por el tanque que necesita.

Lleva tres días recargando dos tanques de oxígeno para su suegra que convalece a causa de la covid.

Cada recarga le sale en mil 50 pesos en este establecimiento por lo que ya han invertido cerca de 10 mil en esta semana solo en oxígeno.

“Mi suegra lleva ocho días enferma, pero los últimos tres días es cuando ha requerido el oxígeno mi suegra, es complicado, pero no hay de otra más que esperar para rellenar los tanques”, indicó.

Este martes Nicolas llegó a las 6:00 de la mañana por lo que era de los primeros veinte en la fila, acompañado de su hija esperaba a ser atendido y regresar pronto con el aire artificial para su suegra.

Entre la preocupación, Victorino llegó desde Acayucan a buscar oxígeno para su esposa

A pocos metros de Nicolas se encuentra Victorino, quien no oculta la preocupación por su esposa María Luisa que se encuentra delicada de salud a causa de la covid.

“Si supieras como estoy, la impotencia de que no hay oxígeno porque si lo hay pues se busca el dinero; mi esposa se encuentra en la etapa crítica y consume once litros por segundo”, indicó.

Por día requiere dos tanques de aire para su esposa, asegura que ha gastado más de 30 mil pesos entre los tanques y medicamentos, aunque para ello sale sobrando si su esposa se repone.

Victorino pidió ayuda a su hija para trasladarse y cargar los tanques, que asegura compró con unos “coyotes”, cada cilindro cargado pagó 4 mil 500 pesos y ahora solo los recarga.

Lleva cinco horas esperando y los representantes de la empresa le dijeron que se escasea el aire, por lo que tendrán que esperar un par de horas más para regresar a Acayucan.

Harry y sus hermanos empeñaron pertenencias para comprar oxígeno a sus padres

Mientras envía mensajes a sus hermanos que tardará un poco más para llevar el oxígeno, Harry Ruíz lamenta que su mamá y papá se hayan contagiado del virus desde hace catorce días, los cuales han sido muy complicados.

Asegura que desde que dieron positivo al covid, los dos desarrollaron neumonía, por lo que su estado de salud es delicado.

“Si vas a mi casa hermano ya es un hospital, llenamos de dos a cuatro tanques por día y pues eso genera mucho gasto, en ocasiones los más barato que los hemos encontrado hasta en 850 pesos, pero de ahí para arriba”, indicó.

Cuenta que junto a sus hermanos se han visto en la necesidad de empeñar algunas de sus pertenencias para comprar el oxígeno a sus padres, porque no alcanza con lo que trabajan.

“A eso súmale que hay personas que abusan en la renta de tanques, por eso les pedimos a todos que nos cuidemos”, advirtió.

Este martes 24 de agosto se contabilizaron más de cien vehículos estacionados sobre la carretera, algo se volvió una constante en la tercera ola de contagios.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: