5 diciembre, 2021

Fluvio Cesar Martínez/Marca Registrada Noticias

Mientras se mece en un pequeño sillón de madera, la pequeña Sofía Valentina Ramos agradece a Dios por su vida y el apoyo de las personas que le han ayudado en su tratamiento, donde lucha contra el cáncer.

A sus tres añitos, la pequeña fue diagnosticada con rabdomiosarcoma, un tipo de cáncer que se origina a partir de un tumor que ha abarcado a varios de sus órganos, así como en su útero lateral izquierdo.

“Empezamos el proceso con Sofía por un dolor que tenía pensando que era un estreñimiento normal, la llevamos a hacer un ultrasonido y ahí salió que tenía una masa en su estómago que ocupaba su útero, su matriz y parte de su vejiga y eso provocaba los dolores para hacer pipí y popó”, cuenta Yamileth de los Ángeles Enríquez Hernández, madre de la menor.

El pediatra confirmó que podría tratarse de un tumor, por lo que les indicó a los padres de Sofía que tenían que viajar a la Ciudad de México donde se encuentra el Hospital de Oncología Pediátrica para confirmar que es lo que realmente tenía.

El 20 de julio los médicos especialistas le confirmaron a Yamileth que su hija tenía un tumor que abarcaba varios de sus órganos, y que ya hizo raíces alimentándose de las células y de la sangre de la menor, por lo que dos días después fue sometida a una cirugía.

Un tratamiento muy doloroso donde Sofía ya está perdiendo su cabello

A pesar del cáncer, Sofía se convirtió en un ejemplo de lucha para sus padres; su sueño es conocer a la conductora de televisión infantil, Belinda Treviño, mejor conocida como “Bely” y a los traviesos Beto, Miguelito, Miguelita, Kelly y Perron, personajes que la acompañan.

Desde que le fue diagnosticado el tumor los síntomas aumentaron, por lo que de inmediato fue sometida a quimioterapias, aunque ello trajo otras repercusiones.

“Tenía mucho dolor, a veces bajaban sus plaquetas, dejaba de comer, tenía heridas en sus genitales, en su garganta y no poder tragar nada, fueron muchas cosas, pero el tratamiento estaba funcionando”, asegura su madre.

Sofía que también está perdiendo su cabello, algo que su madre lamenta, pero asegura que no se dará por vencida, ya que su hija le enseñó a seguir luchando y no darse por vencida.

Yamileth se vio en la necesidad de pedir ayuda de las personas

Además de la enfermedad de Sofía, su familia se enfrenta a la falta de empleo de su padre a causa de la pandemia de covid-19, por lo que Yamileth y su esposo han decidido vender productos y botanas en su hogar.

Sin embargo, Sofía tiene que viajar a la Ciudad de México cada semana o cada quincena para recibir el tratamiento adecuado además de los laboratoriales y radiografías, lo cual implica un gasto superior a los cinco mil pesos por cada viaje, dinero con el que su familia no cuenta.

Yamileth no logra contener el llanto mientras habla de su hija, pero tiene claro que para salvar la vida de la menor se requiere de mucho dinero, por lo que se ha visto en la necesidad de apelar a la buena voluntad ciudadana para recaudar los recursos suficientes.

Incluso creó una pagina de Facebook bajo el nombre “Apoyemos a Sofía”, con la que buscar recaudar además del efectivo, productos como pañales etapa cinco extragrandes, toallitas húmedas, frutas, cereales y leche en polvo de la marca Alpura Kids, que es la que le recomendaron los médicos.

“Nos da pena, pero prefiero hacer esto que robar, y sabemos que con un pesito podemos ayudar a Sofy para que siga con su tratamiento”, exclama la madre afligida mientras muestra los comprobantes de gasto y el carnet de la pequeña, para evitar que piensen que quiere lucrar con su hija.

4 niños por cada millón desarrollan un rabdomiosarcoma

El rabdomiosarcoma es un tipo de sarcoma o cáncer de tejido blando (por ejemplo, un músculo), tejido conjuntivo (por ejemplo, tendones o cartílagos) o huesos. Comienza en los músculos que se insertan en los huesos y que ayudan a mover el cuerpo.

Hay tres tipos principales de rabdomiosarcoma:

Embrionario: este tipo se presenta con frecuencia en el área de la cabeza y el cuello, o en los órganos genitales o urinarios, pero se puede presentar en cualquier parte del cuerpo. Es el tipo más común de rabdomiosarcoma.

Alveolar: este tipo se presenta con más frecuencia en los brazos o piernas, el pecho, el abdomen, los órganos genitales o en el área del ano.

Anaplásico: este es el tipo menos común de rabdomiosarcoma en los niños.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Pediatría, cada año, cuatro niños de entre un millón de niños sanos de edad inferior a 15 años desarrolla un rabdomiosarcoma, Sofía se encuentra en las estadísticas.

El tratamiento del rabdomiosarcoma infantil a menudo incluye cirugía, radioterapia y quimioterapia. El orden en el que se administran estos tratamientos depende del lugar del cuerpo donde comenzó el tumor, el tamaño del tumor, el tipo de tumor y si el tumor se diseminó a los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

El tratamiento tiene que ser permanente para Sofía toda vez que, su madre asegura que los médicos le dijeron que habrá temporadas en que logré desaparecer, pero con riesgo a que vuelva el cáncer.

Para apoyar a Sofía se puede establecer contacto con la madre del menor al 921-110-2997.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: