23 octubre, 2021

Infobae/Marca Registrada Noticias

Carlos “N”, el M1, considerado principal sucesor de José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, fue detenido en Celaya tras acciones coordinadas por la Fiscalía de Guanajuato.

El M1 lideró a las facciones del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), luego de que Yépez Ortiz, jefe fundador de ese grupo delictivo, fuera detenido en agosto del año pasado.

Carlos “N”, originario de la Ciudad de México, estaría ligado a 50 eventos delictivos en que ocurrieron uno o más asesinatos en la entidad, pues en ellos fueron abandonados narcomensajes con su apodo, de acuerdo con el fiscal Carlos Zamarripa.

“Estaba ubicado como un objetivo criminal prioritario al ser considerado generador de violencia en el estado”, destacó el titular de la Fiscalía de Guanajuato.

Junto con el supuesto cabecilla criminal también fue detenido un hombre identificado como el Avión. Ambos serían responsables de un triple feminicidio ejecutado en Celaya, entre los hechos de violencia más recientes que les son atribuidos.

“A los detenidos se les aseguraron armas de fuego, cargadores, entre otras cosas, y por supuesto también, vehículos de motor, inclusive que están relacionados con diversos eventos delictivos”, destacó Zamarripa Aguirre.

Tras la caída del Marro, el M1 se encargó de seguir la disputa territorial al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Numerosos narcomensajes eran firmados a su nombre junto con cuerpos descuartizados, incluidos los de oficiales de la Secretaría de Seguridad.

Cartulinas con el alias del M1 fueron localizadas en diversos crímenes, como en marzo, abril, mayo y julio pasados, además de dos escenas el 15 y 18 de diciembre del 2020 y en meses posteriores hasta este 2021.

El diseño es el mismo: la figura del estado de Guanajuato enmarcado por un triángulo, ya sea en papel fosforescente, amarillo o verde. Los ataques son a quienes, presuntamente, apoyan al CJNG, liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

Según la Fiscalía de Guanajuato, este presunto capo del Cártel Santa Rosa de Lima desarrollaba diversas actividades ilícitas en Celaya, Cortázar y Villagrán.

En la narcoguerra del M1 contra el Grupo Elite del CJNG, la venta de metanfetamina cristalizada se volvió una atractiva fuente de ingresos y poder que podría darles una ventaja sobre sus adversarios. A raíz de ello surgió lo que se conoce como “la guerra del jale azul vs el jale blanco”.

Las organizaciones delictivas marcarían su distancia pintando la droga de dos colores diferentes. El CSRL vende el producto color azul, mientras que el CJNG optó con el color blanco, según reportes de octubre de 2020.

Guanajuato es el estado con más asesinatos en México en los últimos tres años y en lo que va de 2021. Mientras que en 2017 hubo 1,084 ejecutados; en 2018 la cifra se incrementó hasta 2,609; al año siguiente, en 2019, fueron 3,540; y para 2020 las muertes intencionales ascendieron al récord de 4,490 casos.

De enero de este año a la fecha, la entidad que gobierna el panista Diego Sinhue Rodríguez encabeza la estadística a nivel nacional con más de dos mil víctimas de homicidio doloso.

Si bien, el CSRL data de 2014 y actualmente está fragmentado, sus presuntos colaboradores siguen cayendo en manos de la justicia, al tiempo que una ola violenta sigue imparable por la narcoguerra. Previó al arresto de Adán Ochoa, el Azul, en octubre del año pasado, y la reciente captura del M1 en Celaya, las autoridades detuvieron el pasado viernes a Fernando Emmanuel “N”, alias el Panther.

La información obtenida por este medio constató que actualmente suman 1,750 personas que supuestamente pertenecieron a la organización regional, pero la disputa continúa. Tras el encarcelamiento de Yépez Ortiz, fueron arrestados 473 supuestos miembros más del CSRL en el estado, entre enero y el 18 de julio de este 2021.

La Fiscalía General del Estado de Guanajuato no cuenta con registros sobre detenciones de supuestos miembros del CSRL en 2016 ni en 2017, según una solicitud de información realizada vía Transparencia por Infobae México.

Fue hasta enero de 2018 que comenzó el conteo de la autoridad ministerial sobre el grupo delictivo que se afianzó en la región mediante el robo de combustible o huachicoleo, extraído de la refinería de Salamanca y los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que atraviesan por Guanajuato.

En último año de gobierno de Enrique Peña Nieto fueron detenidas 109 personas identificadas como integrantes del Cártel Santa Rosa de Lima. Esto incluye los primeros 30 días en que Andrés Manuel López Obrador arribó a la presidencia de la república, de acuerdo con el documento proporcionado por la fiscalía guanajuatense.

Para 2019, primer año de López Obrador, fueron consignados 274 supuestos operadores de la organización que aún era dirigida el Marro. Durante 2020, la cantidad de asegurados por su presunta pertenencia al Cártel Santa Rosa de Lima incrementó exponencialmente a 894 personas. Más del triple de arrestos que los 12 meses previos.

Es probable que el M1 ya tenga un sucesor, como él lo fue durante más de un año. Mientras tanto, el fiscal Carlos Zamarripa aprovechó la conferencia de este 12 de octubre para anunciar los arrestos de 22 personas más en Huanímaro, Apaseo el Grande y Acámbaro, a quienes decomisaron armamento y fueron acusados de secuestro, así como por delincuencia organizada.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: