19 enero, 2022

Sin Embargo/Marca Registrada Noticias

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció este jueves que la inflación del país es uno de los desafíos de su Administración debido a que ha sido la más alta en los últimos dos sexenios.

En conferencia de prensa matutina, el Jefe del Ejecutivo federal señaló que la inflación desbocada es un fenómeno mundial que depende de factores externos originados por la pandemia de COVID-19, por lo que dijo que espera que sea “transitoria”.

“Espero que sea transitorio. Depende de muchos factores externos que se originaron con la pandemia. Toda la afectación a la actividad productiva, los incrementos de precios en alimentos, en el acero, en el transporte, también más demanda porque se inyectaron fondos, sobretodo en Estados Unidos. Más dinero circulante y menos oferta”, dijo.

De acuerdo con datos de la Presidencia de la República mostrados esta mañana, la inflación de México se ubica en 7.37 por ciento, la cifra más alta registrada en los últimos sexenios.

Desde Palacio Nacional, López Obrador dio a conocer que en el sexenio de Enrique Peña Nieto la inflación se encontró en 6.77 por ciento y en el Gobierno de Felipe Calderón, en 6.53 por ciento.

“Esto es nuestro desafío, la inflación, en los últimos tiempos se nos subió la inflación más que en lo más alto de Peña que fue 6.77 por ciento. Aquí estamos 7.37 por ciento y este es Calderón 6.53 por ciento, lo más alto”, indicó el mandatario federal.

Por otro lado, López Obrador enfatizó que pese a el alza en la inflación, el salario mínimo ha aumentado. “En más de 30 años no se había aumentado el salario como ahora, es un timbre de orgullo de nuestro Gobierno. Ya vimos cómo está arriba la inflación, pero aún con la inflación miren cómo estamos con relación con el poder adquisitivo”.

“Desde luego que la inflación, la carestía afecta, pero como nunca en la historia reciente se ve aumentado tanto el salario mínimo. En el periodo neoliberal que la inflación siempre estaba por encima del salario mínimo”, añadió.

México cerró el 2021 con una inflación desbocada, al registrar un aumento de precios del 7.45 por ciento en la primera quincena de diciembre, el mayor nivel registrado en dos décadas, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La tasa de inflación terminó el 2021 por arriba del siete por ciento.

Para frenar el aumento de la inflación, el Banco de México (Banxico) elevó la tasa de interés al 5.5 por ciento, tras cinco incrementos consecutivos durante el año.

En su comunicado, Banxico dejó de usar la palabra “transitoria” para referirse a la inflación, al advertir que los pronósticos “se revisaron nuevamente al alza, especialmente los de 2022”.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: