19 enero, 2022

Excelsior/Marca Registrada Noticias

A pesar de desprenderse de algunos elementos clave en el esquema de Andrés Lillini, el equipo universitario aún cuenta con jugadores de calidad en su nutrida cantera

El actual panorama económico de los Pumas de la UNAM los ha orillado, en recientes torneos, a vender a sus jugadores más destacados. Alrededor de 15 millones de dólares en ingresos por la venta de elementos como Erik Lira, Carlos Rodríguez, Juan Pablo Vigón, John Vásquez, entre otros.

A pesar de esto, el presupuesto para nuevas contrataciones es aún muy bajo, los refuerzos que han llegado al equipo no son de renombre y pocos han tenido un rendimiento óptimo. Por ello, la cantera universitaria deberá ser nuevamente la que nutra de futbolistas al combinado auriazul.

Para el Clausura 2022, varios canteranos pelearán por un lugar en el cuadro comandado por Andrés Lillini. Si bien, el equipo no cambiaría mucho en su formación con relación al torneo pasado, a excepción del puesto que dejó vacante Lira, los juveniles buscarán darle a Lillini los argumentos necesarios para ser considerados.

Durante esta segunda mitad de la pretemporada universitaria, algunos jugadores provenientes de las fuerzas básicas y Pumas Tabasco, se sumaron a los trabajos previos.

De la división de plata destacan los nombres de; Juan José Miguel, Santiago Trigos, Miguel Ángel Carreón, Marco García y Alek Álvarez, los dos últimos estuvieron entrenando y probando suerte en las últimas semanas con el Sporting de Lisboa.

Estos elementos son mayormente de proyección en el mediocampo, cabe destacar que García, quien también estaría bajo la lupa del PSV, llegó al primer equipo para el Clausura 2020 vio acción en 8 encuentros, y 10 partidos más en el Apertura 21, con un gol anotado en cada uno de esos torneos. Mientras que Álvarez también tuvo algunos minutos durante el Apertura. 

Ante la falta de nuevas incorporaciones y con el historial de Lillini en fuerzas básicas, no sería una sorpresa la llegada paulatina de estos elementos. El estratega argentino ha debutado, desde su llegada al banquillo auriazul, a nueve canteranos, tres por cada torneo que ha dirigido.

Por último, pero no menos destacado, está Omar Islas. Bajo la dirección técnica de Lillini, Islas tendrá su segunda oportunidad en el primer equipo universitario. Debutó en el Clausura 2015 ante Querétaro, después pasó por Venados, Alebrijes, Atlante y Gallos, para después llegar a las filas de Pumas Tabasco. Con apenas 25 años, pero con una larga trayectoria, el mediocampista es uno de los canteranos de mayor experiencia que aún busca consolidarse en el máximo circuito.

error: D.R. Marca Registrada Noticias//Coatzacoalcos, Veracruz, México//marcaregistradaninforma@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: