Marcando la Noticia, Registrando los Hechos

The Killers destrozan la CDMX

La banda de Las Vegas pagó anoche su deuda con los chilangos con un show en el que recorrieron su historia musical

Excelsior/Marca Registrada Noticias

 

Después de cuatro años de ausencia, Brandon Flowers, Dave Keuning, Mark Stoer­mer y Ronnie Vannucci Jr. se volvieron a reencontrar con su público chilango en el Foro Sol, donde 65 mil per­sonas se reunieron para ha­cer el ritual entre The Killers y sus fans conocidos como The Victims.

En punto de las nueve y 15 minutos de la noche, la banda originaria de Las Ve­gas hizo su aparición en el escenario del Foro Sol don­de con My Own Soul’s War­ning y When You Where Young abrieron la noche.

«Damas y caballeros, hermanos y hermanas… es­tamos vivos”, dijo Flowers en español antes de que las primeras notas de In The Car Outside resonaran en el recinto de la Magdalena Mixiuhca.

Con la característica K en el piano, Brandon tomó el instrumento y le dio vida y voz a Smile Like You Mean It, con la que el público no dudó en bailar y cantar jun­to con The Killers, quienes le dieron un disparo de felici­dad a su público con Shot At The Night.

Los Killers, como se les llama en México, son de esas bandas que no necesi­tan una producción enorme para hacer vibrar al público, sí, traen producción, un sis­tema e iluminación sincro­nizado con cada tema, con colores que viajan de canción en canción, pero es sólo un complemento para la magia que produce su música y sus canciones. Muestra de esto fue Blowback y Running­Towards a Place.

«Somos The Killers de Las Fabulosas Vegas”, dijo Flowers antes de que Some­body Told Me y For Reasons Unknown se apoderaran de las bocinas del recinto y lo hi­cieran cimbrar con ese viaje a sus primeros discos. Fue con esta última que Brandon de­cidió subir al escenario a Ro­berto, un chico del público que tocó la batería en la can­ción y emocionó a los presen­tes, mientras las luces y los lásers se movían al ritmo.

«Vamos todos, por favor”, dijo Brandon antes de que el Foro Sol se iluminara con los celulares de los presen­tes cuando las primeras no­tas de A Dustland Fairytale se apoderaran del lugar e hi­cieran saltar al público al rit­mo que The Killers marcaba.

Spaceman llegó y con esta canción la emoción y la felicidad entre el público se esparció. “Oh, oh, oh, oh, oh, oh, oh” se escuchó más allá de las bocinas, pero fue con Shadowplay, un cóver de Joy Division, cuando las oleadas de olor a mariguana se hi­cieron presentes en un ritual de homenaje a Ian Curtis.

Just Another Girl y Ru­naways hicieron vibrar a esa generación de nuevos victims, que no pararon de saltar, cantar y aplaudir los temas de los originarios de Las Vegas, mientras Flowers, visiblemente contento, inci­taba a sus fans a acompa­ñarlo en cada palabra.

La velada no podría esta completa sin uno de sus nú­mero 1 en México. Así llegó Read My Mind, con la cual el piso del Foro se volvió a cimbrar con la energía de la gente, la cual se enlazó con Dying Breed, que se convir­tió en un respiro para lo que seguía en la velada.

Así llegó All This Things That I’ve Done —canción que ha sido cantada por U2 en sus shows—, con la cual hicieron unirse al público al unísono en el ya cono­cido coro “I got a soul, but I’m not a soldier”. Cautions, The Man, Human y Mr. Bri­ghtside —estas dos últimas en versión electrónica— ce­rraban la velada, aunque el punto final fue Jenny Was a Friend of Mine.

«Gracias por hacer po­sible nuestro trabajo, nos debemos a ustedes”, ce­rró Ronnie Vannucci Jr, el baterista.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.