Marcando la Noticia, Registrando los Hechos

Homicida de sacerdotes, ligado a asesinato de turista de EU, afirma López Obrador

El presidente lamentó los hechos violentos en Urique, Chihuahua, y anunció que la Sedena ya está en el lugar; el agresor ya fue identificado, reveló

Excelsior/Marca Registrada Noticias

 

Al expresar su pésame a la comunidad jesuita por el asesinato de los dos sacerdotes asesinados en Urique, Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el presunto agresor está ligado al homicidio de un turista estadunidense.

Al iniciar su conferencia en Palacio Nacional, el mandatario informó que el agresor de los sacerdotes Javier Campos Morales, El Gallo, y Joaquín César Mora Salazar, El Pato, dentro de la iglesia de Cerocahui, ya fue identificado.

Se está haciendo una investigación. Ya hay elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), actuó de inmediato, hay una búsqueda, ya se tiene identificado al responsable, al homicida y vamos a seguir con las investigaciones”, comentó.

 

Explicó además que el sujeto cuenta con una orden de aprehensión que data de 2018 debido a su presunta responsabilidad en el asesinato de un turista estadunidense.
López Obrador incluso desveló que un sacerdote fue identificó al presunto homicida perteneciente a un grupo criminal de la zona.
“Este delincuente señalado como el responsable de los asesinatos, identificado incluso por uno de los sacerdotes, también está acusado por orden de aprehensión desde 2018, porque asesinó a un turista estadunidense, entonces sí es una zona dominada por este grupo y se está haciendo el trabajo que nos corresponde”, sostuvo.
Aclaró que la zona de Uriqui, en Chihuahua, hay presencia de grupos del crimen organizado, mismo que ha cometido diversos asesinatos como el de 2008 cuando un comando irrumpió en una reunión y asesinó a 13 personas.
Cabe mencionar que esta zona de Uriqui está cerca a la frontera con Sinaloa y Durango, por lo que la zona que forman estas tres entidades se conoce como el “Triángulo Dorado”, de suma importancia para el crimen organizado.
El presidente informó además que al momento se habla de entre 4 y 6 víctimas, incluidos los dos sacerdotes y un civil, por lo que se trabaja en la búsqueda de los cuerpos de éstos.
«Lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables. El caso lo lleva la fiscalía de Chihuahua, pero lo que nos importa ahora es encontrar los cuerpos y detener a los responsables», mencionó.
Agregó que incluso hay dos personas desaparecidas, entre ellas una mujer quien al parecer es esposa de una de las personas asesinadas.
Al destacar que elementos de la Sedena ya se encuentra en la zona en la que ocurrió el homicidio para atender este hecho, lamentó estos actos violentos en contra de la comunidad jesuita.
Este martes, mediante un comunicado difundido por redes sociales, la Conferencia del Episcopado Mexicano condenó la violencia que se vive en México, así como el asesinato de los sacerdotes jesuitas.
También exigió “una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”.

 

Al expresar su pésame a la comunidad jesuita por el asesinato de los dos sacerdotes asesinados en Urique, Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el presunto agresor está ligado al homicidio de un turista estadunidense.

Al iniciar su conferencia en Palacio Nacional, el mandatario informó que el agresor de los sacerdotes Javier Campos Morales, El Gallo, y Joaquín César Mora Salazar, El Pato, dentro de la iglesia de Cerocahui, ya fue identificado.

 

 

Se está haciendo una investigación. Ya hay elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), actuó de inmediato, hay una búsqueda, ya se tiene identificado al responsable, al homicida y vamos a seguir con las investigaciones”, comentó.

 

 

Explicó además que el sujeto cuenta con una orden de aprehensión que data de 2018 debido a su presunta responsabilidad en el asesinato de un turista estadunidense.

 

 

López Obrador incluso desveló que un sacerdote fue identificó al presunto homicida perteneciente a un grupo criminal de la zona.

 

 

“Este delincuente señalado como el responsable de los asesinatos, identificado incluso por uno de los sacerdotes, también está acusado por orden de aprehensión desde 2018, porque asesinó a un turista estadunidense, entonces sí es una zona dominada por este grupo y se está haciendo el trabajo que nos corresponde”, sostuvo.

 

 

Aclaró que la zona de Uriqui, en Chihuahua, hay presencia de grupos del crimen organizado, mismo que ha cometido diversos asesinatos como el de 2008 cuando un comando irrumpió en una reunión y asesinó a 13 personas.

 

 

Cabe mencionar que esta zona de Uriqui está cerca a la frontera con Sinaloa y Durango, por lo que la zona que forman estas tres entidades se conoce como el “Triángulo Dorado”, de suma importancia para el crimen organizado.

 

 

El presidente informó además que al momento se habla de entre 4 y 6 víctimas, incluidos los dos sacerdotes y un civil, por lo que se trabaja en la búsqueda de los cuerpos de éstos.

 

 

«Lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables. El caso lo lleva la fiscalía de Chihuahua, pero lo que nos importa ahora es encontrar los cuerpos y detener a los responsables», mencionó.

 

 

Agregó que incluso hay dos personas desaparecidas, entre ellas una mujer quien al parecer es esposa de una de las personas asesinadas.

 

 

Al destacar que elementos de la Sedena ya se encuentra en la zona en la que ocurrió el homicidio para atender este hecho, lamentó estos actos violentos en contra de la comunidad jesuita.

 

 

Este martes, mediante un comunicado difundido por redes sociales, la Conferencia del Episcopado Mexicano condenó la violencia que se vive en México, así como el asesinato de los sacerdotes jesuitas.

 

 

También exigió “una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”.

Excelsior/Marca Registrada Noticias

Al expresar su pésame a la comunidad jesuita por el asesinato de los dos sacerdotes asesinados en Urique, Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el presunto agresor está ligado al homicidio de un turista estadunidense.

Al iniciar su conferencia en Palacio Nacional, el mandatario informó que el agresor de los sacerdotes Javier Campos Morales, El Gallo, y Joaquín César Mora Salazar, El Pato, dentro de la iglesia de Cerocahui, ya fue identificado.

Se está haciendo una investigación. Ya hay elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), actuó de inmediato, hay una búsqueda, ya se tiene identificado al responsable, al homicida y vamos a seguir con las investigaciones”, comentó.

Explicó además que el sujeto cuenta con una orden de aprehensión que data de 2018 debido a su presunta responsabilidad en el asesinato de un turista estadunidense.

López Obrador incluso desveló que un sacerdote fue identificó al presunto homicida perteneciente a un grupo criminal de la zona.

“Este delincuente señalado como el responsable de los asesinatos, identificado incluso por uno de los sacerdotes, también está acusado por orden de aprehensión desde 2018, porque asesinó a un turista estadunidense, entonces sí es una zona dominada por este grupo y se está haciendo el trabajo que nos corresponde”, sostuvo.

Aclaró que la zona de Uriqui, en Chihuahua, hay presencia de grupos del crimen organizado, mismo que ha cometido diversos asesinatos como el de 2008 cuando un comando irrumpió en una reunión y asesinó a 13 personas.

Cabe mencionar que esta zona de Uriqui está cerca a la frontera con Sinaloa y Durango, por lo que la zona que forman estas tres entidades se conoce como el “Triángulo Dorado”, de suma importancia para el crimen organizado.

El presidente informó además que al momento se habla de entre 4 y 6 víctimas, incluidos los dos sacerdotes y un civil, por lo que se trabaja en la búsqueda de los cuerpos de éstos.

«Lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables. El caso lo lleva la fiscalía de Chihuahua, pero lo que nos importa ahora es encontrar los cuerpos y detener a los responsables», mencionó.

Agregó que incluso hay dos personas desaparecidas, entre ellas una mujer quien al parecer es esposa de una de las personas asesinadas.

Al destacar que elementos de la Sedena ya se encuentra en la zona en la que ocurrió el homicidio para atender este hecho, lamentó estos actos violentos en contra de la comunidad jesuita.

Este martes, mediante un comunicado difundido por redes sociales, la Conferencia del Episcopado Mexicano condenó la violencia que se vive en México, así como el asesinato de los sacerdotes jesuitas.

También exigió “una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”.

Al expresar su pésame a la comunidad jesuita por el asesinato de los dos sacerdotes asesinados en Urique, Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el presunto agresor está ligado al homicidio de un turista estadunidense.

Al iniciar su conferencia en Palacio Nacional, el mandatario informó que el agresor de los sacerdotes Javier Campos Morales, El Gallo, y Joaquín César Mora Salazar, El Pato, dentro de la iglesia de Cerocahui, ya fue identificado.

Se está haciendo una investigación. Ya hay elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), actuó de inmediato, hay una búsqueda, ya se tiene identificado al responsable, al homicida y vamos a seguir con las investigaciones”, comentó.

Explicó además que el sujeto cuenta con una orden de aprehensión que data de 2018 debido a su presunta responsabilidad en el asesinato de un turista estadunidense.

López Obrador incluso desveló que un sacerdote fue identificó al presunto homicida perteneciente a un grupo criminal de la zona.

“Este delincuente señalado como el responsable de los asesinatos, identificado incluso por uno de los sacerdotes, también está acusado por orden de aprehensión desde 2018, porque asesinó a un turista estadunidense, entonces sí es una zona dominada por este grupo y se está haciendo el trabajo que nos corresponde”, sostuvo.

Aclaró que la zona de Uriqui, en Chihuahua, hay presencia de grupos del crimen organizado, mismo que ha cometido diversos asesinatos como el de 2008 cuando un comando irrumpió en una reunión y asesinó a 13 personas.

Cabe mencionar que esta zona de Uriqui está cerca a la frontera con Sinaloa y Durango, por lo que la zona que forman estas tres entidades se conoce como el “Triángulo Dorado”, de suma importancia para el crimen organizado.

El presidente informó además que al momento se habla de entre 4 y 6 víctimas, incluidos los dos sacerdotes y un civil, por lo que se trabaja en la búsqueda de los cuerpos de éstos.

«Lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables. El caso lo lleva la fiscalía de Chihuahua, pero lo que nos importa ahora es encontrar los cuerpos y detener a los responsables», mencionó.

Agregó que incluso hay dos personas desaparecidas, entre ellas una mujer quien al parecer es esposa de una de las personas asesinadas.

Al destacar que elementos de la Sedena ya se encuentra en la zona en la que ocurrió el homicidio para atender este hecho, lamentó estos actos violentos en contra de la comunidad jesuita.

Este martes, mediante un comunicado difundido por redes sociales, la Conferencia del Episcopado Mexicano condenó la violencia que se vive en México, así como el asesinato de los sacerdotes jesuitas.

También exigió “una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.