Marcando la Noticia, Registrando los Hechos

Cuesta de enero para jarochos: los impuestos que deberán pagar

-E-Consulta Veracruz/Marca Registrada Noticias

El inicio de año siempre representa un reto, además del aumento en los precios, los ciudadanos se enfrentan al pago de impuestos

El inicio del año está lleno de buenos deseos, pero también implica cumplir con varios compromisos de pago de derechos, servicios e impuestos que tendrán un impacto en el bolsillo de los veracruzanos.

Sin importar el municipio de procedencia, todos los ciudadanos deben cubrir el impuesto predial, el servicio de recolección de basura y en algunos casos se podrá adelantar el pago del consumo de agua. Mientras que los propietarios de automóviles deberán pagar el registro vehicular y el reemplacamiento.

El economista de la Universidad Veracruzana, Hilario Barcelata Chávez comentó que el inicio de año siempre representa un reto para los ciudadanos, pues les generan gastos, a lo que se le suma una senda de consumo generados por el Buen Fin, compras navideñas y reyes magos, que impactan la economía familiar.

Al inicio del año, planteó el experto, todos los precios de los productos de la canasta básica se ajustan con la inflación, lo mismo que aquellos que pagan Impuesto Especial de Producción y Servicios, como bebidas alcohólicas, cigarro, gasolina y otros energéticos, que ya reportan un aumento de un siete por ciento en su costo al público.

Los ingresos de Veracruz dependerán de automovilistas

El proyecto de presupuesto aprobado el 28 de diciembre del 2021 detalla que el Estado planea recaudar ocho mil 648 millones de pesos de ingresos propios.  Ese dinero se logra a través del cobro de impuestos, derechos, aprovechamientos y servicios que brinda el gobierno a la ciudadanía.

El ingreso más importante se genera por el impuesto a la nómina, es decir, la aportación que hace cada empresario por el número de empleados que tiene. Este año ingresarán a las arcas estatales tres mil 950 millones de pesos.

Por derechos de prestación de servicios se recaudarán otros tres mil 133 millones de pesos, de ese monto 2 mil 100 millones se lograrán a través del padrón vehicular, tanto particular como de servicio público del Estado.

Cada vehículo en Veracruz ya sea local y ahora hasta extranjero, particular o del servicio público, tiene que pagar el registro y control vehicular, la verificación vehicular, además de la tenencia, y ahora el cambio de placas.

En la gaceta número extraordinario 522, que se publicó el 31 de diciembre, se definieron las reglas para el cambio de placas y aunque se ofrece la condonación de actualización, recargos y multas a quienes no se mantienen al corriente con la tesorería estatal, cumplir con la hacienda obligará a erogar más de tres mil 600 pesos.

Para poder hacer el cambio de placas cada automovilista debió pagar y verificar su automóvil en el 2021, si no lo hizo tendrá que hacer los siguientes pagos:

El registro de control vehicular es, según los precios vigentes en la Secretaría de Finanzas y Planeación, de 829 pesos; el pago por tenencia es de mil 192 pesos, y  se pierde el derecho a la condonación por no cubrir la cuota en 2021; además, la verificación vehicular sale en 350 pesos.

Durante el trámite, ya sea virtual o en ventanilla, se cobran 10 pesos como donativo “voluntario” para la Cruz Roja y, por el impuesto de Fomento a la Educación se suman 115 pesos.

El costo por el canje de las placas es de 12 Unidades de Medida de Actualización (UMA) lo que equivale a mil 140 pesos, por lo que en total un automovilista tendrá que pagar hasta 3 mil 636 pesos por vehículo, para regularse ante la hacienda estatal. Quien incumpla con ese trámite será incluido en el buró de crédito.

En el caso de que las personas acumulen el retraso de otros ejercicios fiscales, desde el 2017 a la fecha, tendrán que cubrir el impuesto de cada anualidad.

El predial el ingreso más importante de los municipios

El primer día hábil de enero todos los alcaldes ponen en marcha el programa del impuesto predial, que tan solo para municipios como Veracruz o Xalapa, los dos más grandes del Estado, implica ingresos superiores a los 100 millones de pesos.

Ese dinero permite a los Ayuntamientos proveer servicios a nivel local, como alumbrado público, pavimentación, y recolección de basura, entre otros.

En el caso de Xalapa se implementó la modalidad en línea que facilita el pago, respetando el 20 por ciento de descuento a quien cumpla con su obligación en el mes de enero.

Además, se ofrece un descuento de 50 por ciento para adultos mayores y madres solteras, así como familiares de personas reportadas como desaparecidas. Para hacerse acreedores a ese beneficio deben formar parte de un padrón que se creó en la pasada administración.

En el cobro del impuesto predial se incluye el servicio de recolección de basura. El pago de tasa en base al tamaño de la vivienda, así como por la zona en la que se habita, ya sea residencial, rural o semiurbano. En la zona residencial los costos van desde son en promedio de mil pesos o más.

Una persona con un automóvil y una casa propia debe pagar al menos cinco mil pesos por los derechos y servicios que brinda el Estado y el municipio.

Al respecto, el economista Hilario Barcelata Chávez reconoció que la cuesta de enero siempre obliga a la gente a acudir al empeño para obtener recursos y poder cumplir con sus obligaciones.

Y es que recordó que el cierre del año implica un importante gasto a las familias que, si bien reciben algunas prestaciones como el aguinaldo o bonos, tienen un patrón de consumo que genera una difícil cuesta de enero.

Recientemente, la diputada de Morena, Perla Eufemia Romero hizo un llamado a la población a cumplir con los pagos de impuestos y servicios, pues recordó que ese recurso permite que los gobierno puedan generar obra pública y entregar programas sociales, “hay que hacer un esfuerzo”.

El economista insistió que los estragos de la pandemia son más severos que el año pasado, pues la economía colapsó, mucha gente perdió su empleo o recortó sus ingresos, por lo que el sacrificio al que se convoca no es viable, “no existen las condiciones materiales para cumplir”.

La debilidad económica de las familias y de las empresas también ha mermado en la capacidad de consumo, “no hubo apoyo y si la gente tenía ahorros, ya se los gastó, en el mejor de los casos; y si no, vive al día. Debería haber un costo de reconsideración para las personas afectadas por la pandemia”.

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.